Buenos Aires: Contramarcha del orgullo LGBTTI

Se llevó a cabo la marcha del orgullo LGBTTI en Buenos Aires, y junto a esta la Contramarcha con consignas radicales, anticapitalistas y antipatriarcales



Día del orgullo 2009 en Buenos Aires: Las dos marchas

Con las presencia de más de 50 mil personas se llevó a cabo el domingo 8 en Buenos Aires, la marcha del orgullo LGBTTTI.

La encabezaban representantes del organismo del estado Instituto Nacional contra la Discriminación (su presidenta María José Lubertino),organizaciones y activistas LGBTTI (entre ellxs el diputado Pedro Zerolo (PSOE) y Tony Poveda presidente de la FELGTB del estado español), María Rachid, Guillermo Lovagnini,Alex Freyre y Josema Di Bello -amparistas por el matrimonio gay viviendo con Vih/Sida-, el diputado socialista Roy Cortina y la presencia de sectores del sindicalismo.

Las consignas generales convocantes fueron “Libertad e igualdad de derechos” y “No a los códigos de faltas”. Los gays, lesbianas, travestis y transexuales exigieron además, leyes para garantizar la identidad de género, contra la discriminación y la derogación de los Códigos Contravencionales en las provincias en las que aún están vigentes.

Comos sucedió otros años, dentro de la gran marcha, avanzaba la contramarcha con una multitud de manifestantes transexuales, travestis y transgénero, las feministas, las lesbianas radicales, cooperativas de trabajo de transexuales del conurbano bonaerense, con posturas altamente desafiantes no solo ante sistema patriarcal, sino hacia lo que denominan burocracia de la “institucionalidad” LGBT en Argentina.

“Queremos radicalizar nuestra lucha” explica Lohana Berkins, de ALITT, mientras marcha junto a Diana Sacayán de MAL y Marcela Romero, de ATTA.

Claramente diferenciada de la marcha convocada oficialmente, que había preparado para el evento grandes carrozas, potentes equipos de sonido, grupos de música, estandartes y carteles multicolor, la contramarcha iba muñida de una pequeña camioneta con altavoces (desde los cuales se pedía a quienes la acompañaban su colaboración para poder cubrir el costo del equipo de sonido) que marchaba con consignas combativas y anticapitalistas que incluían la discriminación de género, la denuncia de la política represiva de Macri y su policía salvaje,la grave situación de las compañeras trans, el derecho al aborto y la injerencia del lobby de la jerarquía eclesiástica y la ultraderecha en las políticas de estado y la vida cotidiana.

La contramarcha, organizada por algunos sectores de la izquierda y las organizaciones radicales fue convocada por la Asociación de lucha por la identidad Travesti y Transexual), APID. Ave Fénix, BARUYERA una tromba lesbofeminista, JxD (Jovenes por la diversidad), MAL (movimiento antidiscriminatorio de liberación), MISER, Futuro Transgenérico, Revista AJI, OSAS Zurdas, espacio KARACOL de Cordoba, Federación Juvenil Comunista, Grupo multiartístico “Los Improbables”, “las revueltas” de Neuquén, contó además con la adhesión de lxs Lunaticxs - La Plata, Pan y Rosas (PTS), Carne Clasista (MAS), Mujeres al Sur Feminismo de Base.

“Somos malas, podemos ser peores”, “Somos tortas, podemos ser travestis”, “Atención, atención, basta ya de represión”, “Fuera las sotanas”, “Libertad a Romina Tejerina”, “Anticonceptivos para no abortar, aborto legal para no morir” eran las consignas elegidas esos movimientos sociales y personas independientes que se sumaban masivamente a acompañar a este sector.

“Fuera golpistas de Honduras” exigía uno de los carteles portados por la agrupación Pan y Rosas, al tiempo que se denunciaban los despidos de trabajadorxs por la crisis y la solidaridad con lxs compañerxs trabajadorxs en conflicto.

La mayor parte de lxs participantes pertenecían a la zona del conurbano bonaerense, lugar en que la crisis, la violencia policial y las condiciones de supervivencia se muestran amenazantes y se sufren con mayor crudeza.

Al grito de ¡Todxs somos Travestis! se desplegaban pancartas exigiendo el cese de la discriminación, de violencia cotidiana y represión policial. Se reclamaba trabajo genuino y acceso a la salud, vivienda, educación y por la libre expresión de nuestras sexualidades e identidades de género.

Desde la contramarcha se cuestionaron las políticas integracionistas que representan sólo un supuesto progreso para una minoría de gays y lesbianas acomodadxs a las necesidades del mercado rosa, tendientes a generar una asimilación silenciosa y cómplice con el sistema explotador y opresivo en el vivimos.

A medida que avanzaba la marcha, mas personas y personas se iban sumando a este espacio que en sus orígenes (2003) era minoritario, pero que en las sucesivas marchas fue cobrando cada vez más fuerza.

El trayecto de Plaza de Mayo a Congreso, se realizó en dos horas de marcha y a su arribo en un escenario montado frente al Congreso, se inició un acto en lo que se volvió a pedir por el derecho a la identidad de género, la derogación de los códigos de faltas provinciales que criminalizan a la homosexualidad y la modificación al Código Civil para permitir el matrimonio entre personas del mismo sexo (actualmente debatido en el Congreso Nacional).

Al finalizar los discursos de las organizaciones convocantes de la Marcha del Orgullo 2009, empezó la fiesta que se prolongó por varias horas.


Quienes convocaron a la contramarcha y cuales son sus planteos

Consultadas las compañeras trans que marchaban en la contramarcha acerca de sus demandas, respondían que como parte del colectivo LGBT y en especial siendo transexuales,la discriminación la sufren no solo en sus hogares, sino en sus lugares de estudio, en las calles. También ante la negación de su capacidad para ejercer la paternidad y la maternidad, la represión en el trabajo o la expulsión del llamado “mercado laboral”.

En el caso de lxs transexuales, se hace imposible acceder a un trabajo dignopor lo quela prostitución representa muchas veces la única salida.

Las organizaciones y colectivos, tiene clara cual es la demanda: exigir una política clara por parte del gobierno nacional, los gobiernos provinciales, y los municipios para ponerle fin a la segregación y discriminación hacia la totalidad del colectivo GLTB pero en especial hacia las travestis.

Justamente por ser este el nivel y la claridad de sus reclamos y ante quienes hay que hacerlos, es que promovieron en principio el acampe en la Plaza de Mayo hasta la hora en que comenzó la marcha y se organizó la contramarcha dentro del evento general.

En un volante repartido en las primeras horas de la tarde, explicaban “Demandamos políticas concretas que entre otras cosas faciliten el acceso de las compañeras travestis al sistema educativo, frente a una situación de emergencia en la mas del 70% de las travestis no terminó el colegio primario. A una vivienda digna ya un trabajo genuino, cuando la mayoría de las travestis del país se encuentran viviendo en hoteles y asentamientos de emergencia, y mas del 90% se dedican a la prostitución. Aun más aterradora es la expectativa de vida de las personas travestis, que no supera los 32 años de edad “

Las compañeras trans organizadas mencionaron los esfuerzos que vienen realizando a través de acciones tales como la Fabrica Nadia Echazu que da trabajo, y capacitación a travestis, la revista El Teje, y los logros de MAL y Jovenes x la diversidad en el conurbano, como la aceptación en los municipios del uso del nombre que las travestis sienten como propio para espacios que dependan del estado.

“Es que cuanto más unx se aleja de la apariencia de supuesta normalidad, en la que habría sólo dos géneros y la heterosexualidad sería la única forma posible de sexualidad, más violenta es la reacción por parte del estado y la sociedad en general.”

Esas violencias que pretenden normalizarnos, disciplinarnos o eliminarnos se estructuran desde el ámbito de la intimidad hasta el de las políticas públicas.

Mas profunda es la violencia cuanto mas profunda es la irreverencia.

El cuerpo travesti esgrime con la fuerza de lo obvio como la ley opera en todos los niveles al servicio del sistema opresor patriarcal y capitalista, cuyo carácter opresor y explotador invade todos los ámbitos de la vida.

Nos preguntamos por qué jamás revisan la centralidad de la heterosexualidad como identidad dominante, nunca se cuestionan el carácter heterosexista de la cultura, ni la homo-lesbo-travestofobia, ni las formas de estereotiparnos y delimitarnos.

Siempre la llave para ingresar al mundo “real” la tenemos quienes ejercemos una sexualidad y un género transgresor: somos nosotrxs quienes debemos demostrar coherencia. ¡Alguna! ¡Algún rasgo de normalidad! El sistema heterosexista y patriarcal bajo el que vivimos ha convertido el estilo de vida de la familia tipo: nuclear,heterosexual, reproductiva, urbana, clase media en el parámetro absoluto, y parece que para ser sujeto de derecho hay que poder acomodarse a ese molde…

Nosotrxs bregamos por la libertad de elección, rechazamos que instituciones del estado, de la Iglesia, la justicia, impongan, reglen y delimiten sobre nuestra sexualidad, nuestros géneros y nuestras vidas.
Denunciamos que bajo este sistema: tenemos prohibido decidir sobre nuestros propios cuerpos, que es decidir sobre nosotrxs mismxs.

Repudiamos y denunciamos:

- Las leyes represivas como los Códigos de Falta y de Convivencia mediante los cuales no solo se criminaliza la protesta, y la pobreza sino también a la diversidad en cuanto a género y sexualidad. Por año el estado encarcela injustamente a personas trans y travestis amparándose en estos códigos, que violan derechos humanos esenciales.

-La falta de medios necesarios para una vida digna, acceso a la salud, la educación, vivienda y trabajo genuino, para terminar con la condenada a la esclavitud sexual de la prostitución, impuesta a las travestis.

-Denunciamos la violencia del Estado, los gobiernos nacional, provinciales y de la CABA, y sus fuerzas represivas, ejercidas contra las travestis, las lesbianas, los gays, tanto desde sus instituciones como desde hospitales, escuelas, universidades y la policía.

- La prohibición del derecho al aborto que este gobierno “progresista” sostiene.

- Denunciamos a la Iglesia y a la “oposición” de la CC y el PRO, quienes se alejan de toda forma de democracia y quienes demuestran políticas contrarias a toda expresión de libertad, incluso aquellas que tienen que ver con la libre construcción de géneros y sexualidades.

- Denunciamos a la UCEP y a la policía metropolitana de Macri, que entre otras cosas viene a garantizar el cumplimiento del código contravencional y el recrudecimiento de la persecución y represión, que indudablemente repercutirán sobre el colectivos LGTB.

- Denunciamos los ataques sufridos este año al compañero trans Ian Prepes, y la compañera Johana Robledo, ambxs en la Matanza, el primero reprimido por sus vecinos e ignorado por la justicia de la provincia, la segunda encarcelada injustamente y torturada por la bonaerense.

-Denunciamos las amenazas y persecuciones a travestis en el barrio de Villa Lugano, así como también todxs lxs ataques sufridos por personas travestis trans, gays y lesbianas en el interior del país.

- Nos solidarizamos con la lucha de Terrabusi y con todas las luchas por un país justo y solidario.

Convocamos:
ALITT (Asociacion de lucha por la identidad Travesti y Transexual), APID. Ave Fenix, BARUYERA una tromba lesbofeminista, JxD (Jovenes por la diversidad), MAL (movimiento antidiscriminatorio de liberacion), MISER, Futuro Transgenerico, Revista AJI, OSAS Zurdas, espacio KARACOL de Cordoba, Federación Juvenil Comunista, Grupo multiartístico “Los Improbables”, “las revueltas” de Neuquén.

Adhieren:
Lunaticxs - La Plata, Pan y Rosas (PTS), Carne Clasista (MAS), Mujeres al Sur Feminismo de Base, Fiesta Queer EYELINER

barrapunto  Tuenti  twitter  facebook  Meneame  google